Clío. Revista de Procesos Históricos

Clío. Revista de Procesos Históricos es una publicación científica que divulga y promueve el conocimiento de las investigaciones en procesos históricos de México e Iberoamérica a partir de un diálogo interdisciplinario con las Ciencias Sociales y Humanas. Acepta artículos originales producto de resultados de investigación o reflexión acerca de problemas de diferentes latitudes y temporalidades que asuman la perspectiva histórica como una forma de problematizar los fenómenos sociales; así mismo, considera reseñas críticas que propongan una relación entre nuevas obras y campos investigativos vigentes. Se encuentra respaldada institucionalmente por los cuerpos académicos que conforman los posgrados, maestría y doctorado, de la Facultad de Historia de la Universidad Autónoma de Sinaloa,C.A. Historia Socio-Cultural (Nivel Consolidado), C.A de Historia Social y Económica (Consolidado) y C.A de Historia de las Ideas y las Instituciones (Consolidado).


Imagen de la página inicial de la revista

                                                                                            Historia de la Revista

La revista Clío de la Facultad de Historia de la UAS comenzó a circular en 1990. Su equipo editorial estuvo compuesto por Carlos Maciel Sánchez como director general, Adalberto García Santana como director, Sergio Alberto Cervantes como jefe de redacción, así mismo, el consejo de redacción fue integrado por Modesto Aguilar Alvarado, Wilfrido Ibarra, Matías Hiriam Lazcano, Álvaro López Miramontes y Víctor Alejandro Vélez.[1] En el número 15 correspondiente a septiembre-diciembre de 1995, la investigadora Mayra Vidales Quintero, hizo el primer balance historiográfico acerca de la producción de la revista Clío, en su análisis estableció que hasta el momento habían transcurridos tres periodos: formativo, hacía la divulgación de la producción propia, y profundización de un perfil académico.[2]

El periodo formativo cubrió de 1990 a 1991 correspondiente a los números 1 a 4, tuvo por objetivo “llegar a lectores especializados pero además al público en general, intentado que su contenido resultara atractivo para diversas capas de la población y así tener una mayor presencia dentro de la sociedad”.[3] Para Vidales, en este periodo hubo ausencia de una política editorial unificada porque se tuvieron varias disposiciones con respecto a los espacios para las colaboraciones internas, externas y las temáticas posibles.[4] El segundo periodo cubrió de enero de 1991 a mayo de 1994 correspondiente a los números 5 al 10 y se enfocó en “difundir la investigación de la planta de profesores y alumnos de la Facultad de Historia”.[5] De igual manera, se definieron las secciones entorno, contorno, la casa del verbo y ensayos y reseñas. Hubo un incremento significativo en el tiraje impreso que varió entre 500 a 800 ejemplares.[6] Y, el tercer periodo, se correspondió entre 1994 y 1995, bajo la dirección de Arturo Carrillo Rojas, en este se profundizaron las prácticas de rigurosidad editorial para los artículos y se ajustaron las secciones: la primera para artículos, ensayos e informes de investigación; la segunda “documentos” para escritos históricos acompañados de comentarios explicativos; y la tercera, dedicada a las reseñas críticas.[7]

La revista Clío continuó su publicación de manera sostenida hasta el año 1999 con el No. 25, después tuvo un receso por razones institucionales y presupuestales y se reanudó con el No. 26 en 2002. En este momento la revista adiciona a su nombre Clío el adjetivo Nueva Época para remarcar un nuevo momento editorial con políticas más rigurosas. En este lapso la revista tuvo varios periodos de publicación, trimestral, cuatrimestral, semestral y de ocho meses.[8] En diciembre de 2006 fue publicada la edición No. 36, el último número de la revista Clío. Nueva Época. Con diferentes etapas y procesos editoriales, la revista es la muestra de un proceso formativo e institucional de una comunidad académica como lo es la Facultad de Historia de la UAS, como lo sostiene Altamirano, et al, “la permanencia de Clío obedece a un interés académico y no social, debido al interés de historiadores e intelectuales por divulgar sus trabajos de investigación y trascender las fronteras culturales”.[9]

En efecto, las dos épocas de Clío y sus 36 números denotan las complejidades que debe asumir un proyecto editorial como lo es una revista científica, asimismo, este tipo de publicaciones se ven determinadas por los contextos institucionales pero a la vez por las políticas nacionales e internacionales de ciencia y divulgación. La Facultad de Historia de la UAS estaba en proceso de institucionalización cuando Clío comenzó a publicarse en 1990, hoy en día cuando han pasado casi tres décadas, se cuenta con una Facultad plenamente consolidada que oferta licenciatura, maestría y doctorado, con investigadores de alto nivel reconocidos por el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y sustentada en tres cuerpos académicos, Historia Sociocultural, Historia Social y Económica, e Historia de las Ideas y las Instituciones.

Lo anterior, evidencia un momento de madurez institucional e investigativa que posibilita la apuesta editorial por una revista científica de la más alta calidad que responda en poco tiempo a los estándares de indexación. No se trata ya de la revista pensada para la divulgación local y regional, sino de una plataforma de diálogo entre Universidades, disciplinas y distintas latitudes.

Misión: La revista difunde y promueve el conocimiento histórico con fundamento interdisciplinario, atendiendo a diferentes espacios, temáticas y temporalidades. Así mismo, se constituye como un espacio de análisis y reflexión para el conocimiento generado en los posgrados de la Facultad de Historia por parte de profesores, investigadores y estudiantes.



[1] Revista Clío, No. 1. 1990. Página inicial.

[2] Mayra Vidales Quintero, “La divulgación de la investigación histórica en la UAS. Cinco años de Clío”, en Revista Clío, No. 15, 1995, p. 11.

[3] Mayra Vidales Quintero, “La divulgación… p. 12.

[4] Mayra Vidales Quintero, “La divulgación… p. 12. En esta primera etapa se publicaron 39 artículos.

[5] Mayra Vidales Quintero, “La divulgación… p. 17.

[6] Mayra Vidales Quintero, “La divulgación… p. 21. En esta segunda etapa se publicaron 68 artículos. 58 colaboraciones del talento humano de la Facultad de Historia y 16 contribuciones externas.

[7] Mayra Vidales Quintero, “La divulgación…p. 25. En esta tercera etapa se publicaron 50 artículos.

[8]Ana Lilia Altamirano, et al., “Clío: dieciséis años haciendo historia”, en Quehacer y perspectivas de los historiadores sinaloenses, coord. Eduardo Frías, Alfonso Mercado y Gustavo Aguilar, Culiacán: Universidad Autónoma de Sinaloa, 2010, p. 191.

[9] Ana Lilia Altamirano, et al., “Clío: dieciséis años haciendo historia… p. 200.