¿Guerra frontal entre ateos comecuras y fanáticos religiosos? Reflexiones sobre el proceso de laicización en Sinaloa, (1855-1861)

Angélica Barrios Bustamante

Resumen

Este artículo tiene como objetivo exponer y reflexionar sobre la primera fase de la secularización en Sinaloa entre los años 1855 y 1861, periodo de mayor tensión en las relaciones Iglesia y Estado durante el siglo XIX, a modo de comprender las peculiaridades de la región en relación a la dinámica nacional en el proceso de constitución del régimen político
moderno en México. A partir de documentos impresos, civiles y parroquiales ha sido posible reconocer la actitud de diversos actores involucrados en la contienda política, entre
estos, la postura de la sociedad civil sinaloense que jugó un rol de conciliación más que de rivalidad, sin por ello haber tenido que renunciar a sus convicciones reformistas.

Texto completo:

PDF

Referencias

Andrade, V. (1899). Noticias biográficas sobre los ilustrísimos prelados de Sonora, de Sinaloa y de Durango. México: Imprenta del Museo Nacional.

Bauberót, J. (2004). Los umbrales de la laicización en la Europa latina y la recomposición de lo religioso en la modernidad tardía. En Bastian, J. (coord.).La modernidad religiosa: Europa latina y América Latina en perspectiva comparada. México: Fondo de Cultura Económica, pp. 94-110.

Blancarte, R. (2015). ¿Por qué la religión regresó a la esfera pública en un mundo secularizado? Estudios Sociológicos XXXIII (No. 99), pp. 659-673.

Bouchez, S. (1998). Culiacán en el siglo XIX, Una sociedad en proceso de secularización. Clío, N° 23-24, pp. 19-48.

Buelna, E. (1924). Apuntes para la Historia de Sinaloa (1821-1882). México: Departamento de la Secretaría de Educación.

Cárdenas, E. (2008). La construcción de un orden laico en América Hispánica. Ensayo de interpretación sobre el siglo XIX. En Blancarte, R. (ed.).El reto de la laicidad y la secularización en el mundo contemporáneo. México: El Colegio de México, Centro de Estudios Sociológicos, pp. 85-106.

Cárdenas, S. (1998). De las juras reales al juramento constitucional: tradición e innovación en el ceremonial novohispano, 1812-1820.La supervivencia del derecho español en Hispanoamérica durante la época independiente. UNAM, Instituto de Estudios Jurídicos, pp. 63-94.

De la Cueva, J. (2013). Razón laica, pasión anticlerical: republicanismo y secularización en España. En Di Stefano, R. y Zanca, J. (coord.).Pasiones anticlericales. Un recorrido Iberoamericano. Buenos Aires: Universidad Nacional de Quilmes Editorial, pp. 25-64.

De la Garza, L. (1857). Los que han jurado la constitución no pueden ser absueltos. Recuperado de Biblioteca Digital Universidad Autónoma de Nuevo León, Colección digital: http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/. Fecha de consulta: 11 de enero de 2015.

Di Stefano, Roberto (2012). ¿De qué hablamos cuando decimos “Iglesia”? Reflexiones sobre el uso historiográfico de un término polisémico. Ariadna histórica. Lenguajes, conceptos, metáforas (No. 1), p. 199.

Enríquez, D. (2001). Devotos e impíos: la diócesis de Sonora en el siglo XIX. Hermosillo Sonora: Cuadernos de Investigaciones Históricas. Colección El Tejabán.

Enríquez, D. (2012). Pocas flores, muchas espinas. Iglesia católica y sociedad en Sonora (1779-1912). México: Universidad de Sonora, Editorial Pearson.

Galeana, P.(1991). Las relaciones Iglesia-Estado durante el Segundo Imperio. México: UNAM.

García, M. (2010). Poder político y religioso, Siglo XIX. México: Porrúa.

Gaxiola, F.J. (1894). El General Antonio Rosales. Revista histórica del Estado de Sinaloa de 1856 á 1865. México: Imprenta de Castillo Negrete.

Krauze, E. (1998). Siglo de caudillos. Biografía política de México (1810-1910), México, Tusquets Editores.

Lerma, A. (2010). El General traicionado. Vida y obra de Plácido Vega Daza. Culiacán Rosales, México: Comisión Estatal de Sinaloa, Creativos 7.

Nakayama, A. (1980). Historia del Obispado de Sonora. Culiacán: Universidad Autónoma de Sinaloa, Instituto de Investigaciones de Ciencias y Humanidades.

Nakayama, A. (1987). José de Jesús María Uriarte y Pérez, octavo obispo de Sonora y primero de Sinaloa. En Ortega, S. y López, E. Sinaloa, textos de su historia. Tomo 2. México: Gobierno del Estado de Sinaloa, Dirección de Investigación y Fomento de la Cultura Regional, Instituto Mora, pp. 92-98.

Olea, H. (1985). Sinaloa a través de sus constituciones, México: UNAM.

Ortega, S. (2010). Breve Historia de Sinaloa. México: Fondo de Cultura Económica.

Serrano, S. (2008). ¿Qué hacer con Dios en la República? Política y secularización en Chile (1845-1885). México: Fondo de Cultura Económica.

Torres, J., Iribe, L. y Robles, J. (2013).El seminario de Culiacán (1838-2013). México: Instituto de Estudios Superiores de Vizcaya Pacífico, A.C.

Tyler, A. (2007). La Constitución de 1857.En Tyler, A. Lecturas sinaloenses. México: Universidad Autónoma de Sinaloa, Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales,pp. 119-122.

Verdugo, P. (1850). Memoria que sobre los ramos de la administración pública del Estado de Sinaloa, formó su gobernador provisional ciudadano Pomposo Verdugo, y leyó al honorable Congreso del mismo Estado en la sección de 7 de enero de 1850. Recuperado de la Biblioteca Digital Hispánica: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id. Fecha de consulta: 13 de enero de 2015.

Vidales, N. (2009). Cartas nigrománticas, Ignacio Ramírez. Sinaloa, México: Comisión Estatal para las Conmemoraciones del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, Creativos7.

Villegas, S. (1997). El liberalismo moderado en México, 1852-1864. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas.

Fuentes

Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa (AHGES), Colección Antonio Nakayama, Rollo II y XVIII

Archivo Histórico Municipal de Mazatlán, Caja 24, Expediente de Presidencia, 1860-1862, Mazatlán, 2 de octubre de 1862.

Archivo Histórico Municipal de Mazatlán, Actas de Cabildo, Noviembre de 1860.

Archivo de la parroquia del Sagrario de San Miguel de Culiacán. Libro No. 15, Bautismo de hijos legítimos y naturales, del 5 de mayo de 1861 al 28 de abril de 1864.

El Cinco de Mayo, Periódico del Estado de Sinaloa, No. 24, Culiacán, 6 de octubre de 1866.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.